parejadehecho.es.

parejadehecho.es.

Cómo lidiar con los diferentes estilos de crianza en la pareja

Introducción

Una de las mayores alegrías de la vida es formar una familia con alguien a quien amamos. Pero cuando se trata de criar hijos, es probable que cada pareja tenga diferentes ideas sobre cómo hacerlo. Si bien tener diferentes estilos de crianza es normal. La diferencia puede causar tensión en la relación.

Estilos de crianza

Primero, es importante comprender los estilos de crianza que existen. De manera general, hay cuatro estilos de crianza: autoritativo, autoritario, permisivo y negligente. El estilo autoritario se caracteriza por ser muy exigente y controlador. El permisivo es lo contrario: muy poco exigente y poco controlador. El estilo negligente implica una falta total de control y demandas. En última instancia, el estilo ideal es el estilo autoritativo, que se caracteriza por la aplicación de reglas con una combinación de afecto y razonamiento.

Los conflictos de estilos de crianza

Los diferentes estilos de crianza son una de las causas más comunes de conflictos en las parejas. Un padre que cree en el castigo físico puede tener problemas para aceptar a un cónyuge que aboga por una disciplina más amable y afectuosa. O un padre que quiere aplicar reglas estrictas puede sentirse confundido al encontrar a una pareja que nunca imponga límites

Comunicación

La comunicación es la clave para el éxito en cualquier relación, y lidiar con diferentes estilos de crianza no es la excepción. Las parejas deben hablar abiertamente sobre sus ideas y preocupaciones sobre la crianza de los hijos. Expresar puntos de vista con una actitud abierta y compasiva puede ayudar a resolver conflictos.

Aprender de los demás

No tiene sentido pensar que una pareja siempre estará de acuerdo sobre la crianza de los hijos. Sin embargo, estar abierto a escuchar y aprender de los métodos de crianza del compañero puede ayudar a equilibrar y mejorar la relación. Si bien no es necesario seguir los métodos del compañero, estar dispuestos a implementar algunas de las soluciones que presentan puede ayudar a construir una relación sólida de pareja.

Tener expectativas realistas

Aceptar las diferencias y tener expectativas realistas es vital para manejar los conflictos de estilos de crianza. Es importante recordar que la crianza es un negocio complejo y que las soluciones no pueden ser binarias. No hay una respuesta correcta y no todas las necesidades pueden satisfacerse al 100%.

Compromiso

Por último, el compromiso es importante. Las parejas que pueden llegar a un compromiso a menudo encuentran una solución mutua y los métodos pueden ser más eficaces. Si una pareja no puede encontrar un compromiso, el padre que se siente más seguro con su estilo de crianza probablemente tendrá que tomar la delantera en la crianza de los hijos. En última instancia, el bienestar de los hijos siempre debe estar por encima de cualquier diferencia de opinión de los padres.

Conclusión

La crianza es uno de los mayores desafíos de la vida. Cuando se trata de estilos de crianza, es probable que las parejas tengan diferentes ideas sobre cómo hacerlo. Afortunadamente, al hablar abiertamente, aprender de los demás, tener expectativas realistas y comprometerse, las parejas pueden superar cualquier diferencia que puedan tener. Al hacerlo, podrán criar a sus hijos con amor y coherencia para formar familias felices y saludables.